Hola a todos, escuchando la otra vez en la radio a mi doctor favorito el Dr. Cesar Lozano tocaba un tema muy interesante con un periodista de nombre Ismael Cala, que escribió un libro llamado El Poder de Escuchar, el cual trata de cómo saber escuchar a las personas, la importancia que debemos darle a estas, porque lamentablemente muchos de nosotros no sabemos escuchar, estamos tan  pendientes de nosotros que la verdad no le damos importancia a las palabras que nuestro interlocutor nos quiere decir.

El saber escuchar

     Muchos de nosotros no me dejaran mentir tenemos el mal habito de interrumpir a la persona con la que estamos conversando, no dejándola terminar con su relato cuando ya queremos seguir el hilo de la conversación metiendo historias en algunos casos de lo que nos sucedió con todo lo que el empieza a comentar, sin antes dejar que termine lo que nos está diciendo para acto seguido comentar al respecto.

     El saber escuchar es un arte que lamentablemente no todos tenemos, pero con el tiempo podemos adquirir si ponemos de nuestra parte, aquí lo más importante es dejarle ver al interlocutor que nos interesamos profundamente en lo que nos quiere contar, sea cual sea el tema a tratar y ¿Por qué?, simple y sencillamente porque eso es lo que él nos quiere contar y como buenos receptores debemos estar atentos y sin interrupciones a todo lo que nos comenta

E saber escuchar2

   Si la persona a la cual le estas platicando ciertas cosas que para ti son importantes y no te presta la debida atención lo mejor será que en ese momento no se lo digas y cambies el cd con alguna conversación trivial y si consideras que no es tan importante como para que en ese momento deje todo lo que está haciendo por escucharte, déjalo para cuando estén los dos más relajados y sin tantas ocupaciones.

     Muchas de las veces el saber escuchar es importantísimo porque podemos aprender grandes cosas de personas valiosas que nos quieren transmitir sus conocimientos. Pero existe un problema más contemporáneo, nos da la sensación de que no tenemos tiempo para escuchar. Pensamos en nuestros problemas y en cómo responderemos a la persona que nos habla. En cuanto alguien termina de hablar, nos precipitamos a opinar. O lo que es peor, le interrumpimos antes de que haya concluido.

Man and woman with thought bubbles that match each other's clothing

Entre los beneficios de saber escuchar se encuentran los siguientes:

  • Eleva la autoestima  del que habla porque le permite sentir, porque siente que es importante lo que dice para el que lo escucha.
  • Le permite al que escucha identificar intereses y sentimientos de la persona que está hablando y de esta forma puede ser más efectiva la comunicación.
  • Se reducen las posibilidades de conflictos por la mala interpretación de las palabras por no escuchar con atención.
  • El que escucha con atención proyecta una imagen de inteligencia y de respeto.

Ahora les diré que es lo que hacemos mal  cuando escuchamos:

  • Falta de interés sobre el tema (No es que el asunto no interese sino que hay personas a las cuales no les interesa).
  • Interrumpir al que habla.
  • Concentrarse en los detalles y perderse lo principal.
  • Mostrar una actitud corporal pasiva.
  • Permitir distraernos con cualquier cosa.
  • Pensar en cosas vánales en vez de poner atención a la conversación

     Los especialistas coinciden en que saber escuchar es una de las habilidades más difíciles de encontrar y desarrollar porque, entre otras cosas, requiere “ponerse en el lugar de los demás”, dejar a un lado, aunque sea temporalmente, los paradigmas propios y asumir que otros pueden ver las cosas de manera diferente.

El saber escuchar5

    Así que los invito a no echar en saco roto todo lo comentado anteriormente para poder tener una buena comunicación con sus parejas o con las personas que están a nuestro alrededor y con las cuales convivimos día con día.

Hasta el próximo Domingo.    peque

 

Anuncios