Síndrome dela bella durmiente o llamado síndrome de Keline-Levin, una enfermedad rara de la que se desconoce su tratamiento y que se da en adolescentes. Existen varis teorías para explicar su origen, entre ellas la más aceptada es la posible existencia de una disfunción cerebral a nivel del  diencéfalo y el hipotálamo, un trastorno en el metabolismo de neurotransmisiones como la serotonina o fenómenos autoinmunes tras un cuadro infeccioso. Se conocen alrededor de mil casos de personas que la padecen en todo el mundo, los síntomas se reflejan en la pérdida de lucidez, el sueño se apodera del cuerpo, puede estar plácidamente dormida en la cama durante dos o más semanas. Después de unos cuantos días dormidas pueden mostrar una cierta lucidez y al cabo de pocos minutos vuelven a quedarse profundamente dormidas.

 

Sindrome de la bella durmiente

     Además de dormir en exceso, la enfermedad se muestra mediante episodios de desorientación, alucinaciones, comportamiento infantil, atracones de comida y periodos de hipersexualidad cuando permanecen despiertos. Según el Innstituto Nacional de Trastornos Neurológicos de Estados Unidos, estos síntomas pueden estar relacionados con las partes del cerebro que controlan el apetito y el sueño  aunque  las causas que provocan esta alteración son de momento desconocidas.

 

     Desde luego que las víctimas de este raro síndrome no se quedan dormidas durante un siglo como en el famoso cuento, pero lo que si se les ocurre es dormirse durante días enteros. La enfermedad cursa un periodo de somnolencia excesivo que pueden durar días o semanas durante los que el paciente duerme alrededor de unas 20 horas diarias y las horas que pasan despiertos son para comer o ir al baño.

 

     Durante el tiempo que están despiertas la mayoría parecen zombis, porque se ve que tienen poca energía a pesar de haber dormido esas barbaridades de tiempos y no muestran emoción alguna. De mostrar algunas emociones se muestran irritables, otras manifestaciones incluyen una conducta sexual desinhibida como mencione en puntos anteriores, deterioro de las capacidades mentales, desorientación, agresividad e incluso alucinaciones.

 

     Tras sufrir alguna de estas crisis, el comportamiento y las capacidades mentales del individuo vuelven a la normalidad, aunque a veces existe amnesia tras el ataque y no se acuerdan de nada de lo sucedió. Entonces el paciente puede presentar largos periodos de meses o años completamente libre de cualquier síntoma, hasta la aparición de una nueva crisis.

 Sindrome de la bella durmiente2

 

     La enfermedad no tiene nada que ver con la narcolepsia, que produce un gran cansancio en las personas que la padecen. Esta afecta durante toda la vida a los enfermos que pasan largos periodos de tiempo durmiendo.

 

   Este síndrome es muy difícil de diagnosticar, ya que la única pista que nos deja la enfermedad por el momento son estas crisis y episodios que acabo de mencionar, en la que vemos síntomas las cuales pueden aparecer muy pocas veces durante la vida del paciente.

 

     No existe aún ningún tratamiento para esta enfermedad. Según explico el Director del Centro de Narcolepsia de la Universidad de Stanford, la causa puede estar en una infección viral que afecta al centro del sueño de adolescentes y que se prolonga durante años. Dice también que puede existir una predisposición genética que activa la enfermedad en determinadas personas. No se conoce con certeza la causa y tampoco se sabe porque desaparece, pero algunos pacientes han respondido de forma satisfactoria a las sales de litio.

 Sindrome de la bella durmiente3

Si bien es difícil de diagnosticar y de tratar, contamos con la suerte de que es una enfermedad realmente rara y que suele desaparecer de forma tan misteriosa como apareció, cuando el paciente se encuentra entre los veinte y treinta años.

 

Hasta el próximo domingo.     peque

 

Anuncios